Home » Ciudades » Principales ciudades toscanas » Arezzo » Pitigliano y Castelfranco: de la ciudad subterránea a los paisajes de Da Vinci

Pitigliano y Castelfranco: de la ciudad subterránea a los paisajes de Da Vinci

PITIGLIANO.
Una ciudad subterránea,  la pequeña Jerusalén
El paisaje que presenta Pitigliano es increíble, el pueblo suspendido sobre la piedra caliza que surge entre los verdes valles.  Se trata de una visión mágica.
Esto es así porque Pitigliano ha sido construido íntegramente en toba (piedra caliza, muy porosa y ligera, formada por la cal que llevan en disolución las aguas de ciertos manantiales), y se inserta en el paisaje Toscano de tal forma que es casi imposible separar la obra del hombre de la naturaleza.
El paisaje de Pitigliano queda grabado en los turistas por su singularidad: extendido sobre un acantilado en forma de medialuna, aislado por miles de años de erosión de los tres ríos que fluyen alrededor de su mura y sus fortificaciones del siglo XVI.
El asentamiento en la zona de Pitigliano es milenario. Hay documentos en el 2500 a. C. de pobladores en la Edad del Bronce, pero los vestigios de poblaciones humanas se remontan al Neolítico.
Además de su formación única, Pitigliano  es conocido también como la “Pequeña Jerusalén“. En su centro se encuentra el ghetto judío, con una importante comunidad que vivió durante medio milenio en Pitigliano. El pueblo fue lugar de refugio para los judios, y ejemplo de convivencia entre sus habitantes.
El Borgo cuenta con una Sinagoga, fundada en 1598. En ella se destacan varias salas excavadas en la piedra caliza: el baño ritual, la “macelleria”, la cantina “kasher”, el horno de pan, entre otros. Todos se recuperaron en los últimos años, cuando se realizó una importante exposición sobre la cultura judía. En las afueras, el cementerio judío contiene monumentos del siglo XIX.
Recorriendo Pigliano, nos encontramos con sus verdes laderas, su valle con arroyos y cascadas, y pendientes en las que la puesta del sol se desvanece entre sus colores. En este contexto, es emocionante entrar el interior de las cavernas excavadas por los etruscos en la toba, y que se cruzan con una necrópolis que hoy es Parque Arqueológico.
De los místicos caminos etruscos a sus laberintos de túneles subterráneos, Pitigliano nos acerca a la historia de la “civilización de piedra” de la cual sus habitantes son herederos.
DATOS ÚTILES
Pitigliano, provincia de Grosseto
Como llegar:
En tren: Estacion FS de Orbetello, Grosseto o Firenze S.M., desde donde parte el servicio de autobus a Pitigliano.
Distancia de otras ciudades: Roma 150, Grosseto 80, Viterbo 58, Orvieto 54 km.
WEB: www.comune.pitigliano.gr.it

CASTELFRANCO DI SOPRA.
Entre Leonardo da Vinci y Arnolfo di Cambio

Castello Franco es el nombre de esta tierra “nueva” fiorentina, fundada por la República de Florencia a finales del siglo XIII como una avanzada defensiva y para el suministro de productos alimenticios a la capital de Toscana. Para poblar este territorio, las autoridades liberaban de impuestos durante diez años a cualquier persona que se mudase allí. Además de “Franco”, el castillo fue llamado “Sopra “, porque estaba situado en las colinas de Florencia
Los acantilados y barrancos del Valdarno, entre Florencia y Arezzo atrajeron la atención científica de Leonardo da Vinci, que los utilizó como fondo en varios cuadros y dibujos. Son particularmente famosas “le Balze dell` Aqua Zolfina”.
En la zona de Castelfranco, en los siglos III-II ciento. A. C., se encontraba la antigua ruta etrusca que unía Fiesole y Arezzo. Luego ésta fue “pavimentada” por los romanos y pasó a formar parte de la “Via Cassia Vetus”. Cuenta la historia que es una de las rutas atravesadas por el ejército de Aníbal durante la las guerras púnicas.
En la parte central del recorrido de esta antigua ruta, encontramos a Castelfranco di Sopra, inmerso en un paisaje típico toscano, entre Casentino y la región del Chianti.
La campaña alrededor del pueblo está salpicada de caseríos, casas, torres, y las ruinas de los castillos feudales. A su alrededor, un paisaje de olivares y terrazas agrícolas.
Para diseñar Castelfranco di Sopra fue convocado el famoso arquitecto Arnolfo di Cambio (su obra arquitectónica incluye el proyecto de la catedral de Santa María del Fiore y la Basílica de Santa Croce, en Florencia). El Borgo tiene un trazado urbano que sigue a la fortaleza romana, con calles ortogonales y la plaza central alrededor de la cual se sitúan los edificios más importantes: el palacio del alcalde y de la iglesia de San Pedro, hoy desaparecida.
DATOS ÚTILES
Castelfranco di Sopra. Provincia di Arezzo
Como llegar
En auto: Autostrada A1 salida Valdarno entre Arezzo e Firenze
En tren: Estación FS de San Giovanni Valdarno.
Distancia de otras ciudades: Pisa 145, Siena 45, Firenze 38, Arezzo 35 km.
WEB: http://www.comune.castelfranco-di-sopra.ar.it

Todas las imágenes de estos dos bellísimos borgos en
facebook Elisa Maggi

fuente: I borghi più belli d’Italia. www.borghitalia.it

Sobre Elisa Maggi

Viajera por pasión, blogger por vocación. Haciendo camino al andar...

Te puede interesar:

Pitigliano… La pequeña Jerusalén

Gracias a la oportunidad de encontrarme en La Maremma Toscana, en Grosseto, pude visitar este ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *