Home » Ciudades » Principales ciudades toscanas » Grosseto » La isla Giglio: perla del Archipiélago Toscano

La isla Giglio: perla del Archipiélago Toscano

La isla de Giglio es la segunda isla del archipiélago Toscano, con una superficie de 22 Km2 y 1700 habitantes. Pertenece a la Provincia de Grosseto.

La isla era conocida en tiempos remotos desde la edad de Piedra, incluso hay testimonios de presencia etrusca y romana. Su historia se caracteriza por ser el refugio de los prófugos, o zona de exilio, y puede que su nombre derive de exilium.

Para ir a Giglio, se debe llegar a Porto Santo Stefano (Argentario, Grosseto). Las naves que llevan a la isla son cómodas y modernas. Muy pintoresco es el Puerto, con una hermosa costanera, ideal para caminar.

En Giglio la población está distribuida en 3 aglomerados: Porto, Campese y Castello. La isla además tiene un solo puerto construido originariamente por los romanos.
En cambio, la torre del puerto fue construida en 1596 por el Gran Duca de Toscana Ferdinando I.
En el puerto se realiza el famoso Palio Marinaro, apasionada competencia con 4 remos, sobre pesados “gozzi”, con cantos tradicionales, bailes en la plaza y fuegos artificiales. La fiesta dura una semana.

Un dato curioso es que la mayor parte de las casas cuenta con establo para el burro, por siglos único medio de transporte y único auxilio para trabajos en el campo.

La parte más sugestiva de Giglio es la Caletta del Saraceno. Existe un Castillo inaccesible inmerso los montes, amurallado con diez torres y rodeado de estrechas callecitas.

El lugar más importante de la isla se llama Campese, amplia playa, encantada bahía, especial para el turismo. La costa se puede conocer en una pequeña embarcación, con un recorrido de 2 horas y media aproximadamente.
El agua es totalmente limpia, transparente y parece que se puede tocar el fondo…especial para los deportes bajo agua.

Entre las festividades destacadas podemos mencionar el Patrono del Puerto San Lorenzo, llamada la fiesta el” Portolano”, cada 10 de agosto.
El 15 de setiembre se festeja San Mamiliano, patrono del Castillo (“castellano”) y el “campesaio”, el 16 de agosto, fiesta del Santo Patrono San Rocco.

También son famosas las sagras del conejo selvático, con espectáculos pirotécnicos, y las cantinas  a pleno, guitarras, filarmónicas, etc.
Y para los amantes del buen vino, les recomiendo el Serrone, donde se produce el vino más exquisito de toda la isla.

Elena Tori Rubiano
Setiembre 2011

Sobre Elisa Maggi

Viajera por pasión, blogger por vocación. Haciendo camino al andar...

Te puede interesar:

Las mejores playas de Toscana. La Bandera Azul

¿Planeando pasar tus vacaciones de verano en las playas toscanas? Si elegiste esta región de ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *