Home » Ciudades » Principales ciudades toscanas » Florencia » Descubriendo la historia Toscana V parte: la Toscana eclesiastica

Descubriendo la historia Toscana V parte: la Toscana eclesiastica

San Miniato al Monte Retomamos nuestro viaje hacia la Toscana histórica: en nuestra última entrega, recordábamos la época donde la Toscana era tierra longobarda. Éstos, lentamente fueron convertidos al catolicismo y por ello, esta Región incremento paulatinamente tanto el patrimonio eclesiástico como territorio de diócesis.

Entre estas construcciones, se encuentra la Iglesia de San Miniato al Monte, la cual comenzó a ser proyectada aproximadamente en el año 713. Es una de las iglesias más hermosas de Florencia, y se ubica en uno de los lugares más altos de la ciudad.
Se dice que San Miniato fue el primer mártir de la ciudad: tal vez, un mercader griego, o un príncipe armenio que se dirigía a Roma.

La leyenda cuenta que San Miniato llegó a Firenze aproximadamente en el 250: llevaba una vida de ermitaño. Prisionero del emperador Decio, fue decapitado.
El toque maravilloso de la leyenda sostiene que, luego de la ejecución, volvió a su cueva de ermitaño con cabeza en mano, donde actualmente se erige la basílica, en el Mons Fiorentinus.
San Miniato al MonteLa Iglesia de San Miniato es visitada diariamente por su impactante fachada, al igual que su contundente interior. También son recomendables, el campanario, la cripta y la “Cappella del Cardinale del Portogallo” (o “Cappella di San Giacomo”).

En la Toscana de ese entonces, la tierra de diócesis comprendía prácticamente la jurisdicción del Duque: la Maremma Toscana y el Valle de Elsa (en la actual Siena).
Un ejemplo intacto del territorio mencionado es el pueblo de Sovana (perteneciente a Sorano, Toscana): tiene orígenes etruscos, pero finalmente fue sede episcopal.
Es rica en edificaciones históricas, entre ellas la Rocca Aldobrandesca (Castillo Aldobrandesco), y la Iglesia de San Mamiliano (la más antigua del pueblo, contiene un tesoro de casi 500 monedas de oro del siglo V, descubierto recientemente).

Tomba_Ildebranda_Sovana Ademas, Sovana tiene una zona arqueológica sumamente interesante: se situa al oeste de la localidad, está rodeada de las espectaculares “Vie Cave” (son los caminos de origen etrusco que unen distintas necrópolis de la zona), situada en el Parco archeologico del Tufo. Las tumbas etruscas que allí se conservan son de particular interés.

Asi, el Ducado de los longobardos en Toscana fue creciendo en distintas direcciones: en el comercio (sobre todo en lo marítimo y fluvial, con los “negotiantes” como los principales emprendedores navales) y la agricultura, sobre todo.
De esta manera, nos acercamos a una nueva transición histórica que sería correcto tratar en una nueva entrega.

A presto!

Marco Rossi



Sobre Marco Rossi

Te puede interesar:

La leyenda de Lucida Mansi

Villa Mansi es una de las Villas más famosas de la provincia de Lucca, y ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *